Pensamiento social Italiano sobre América Latina – Stefano Tedeschi

LAS RELACIONES CULTURALES entre Italia y América Latina tie­nen una larga tradición a lo largo de todo el siglo XX: periodistas, via­jeros y políticos escribieron y reflexionaron sobre aquel lejano conti­nente, que se había vuelto de repente familiar gracias a la experiencia de la migración masiva y a la difusión de medios de transporte y de comunicación que acortaron drásticamente las distancias geográficas. El mundo se había vuelto más pequeño y los italianos aprovecharon quizás como ningún otro pueblo estas posibilidades, empujados por la necesidad, por el afán de negocios, por el espíritu misionero o por la simple curiosidad de los viajeros.

Por esta razón las relaciones entre Italia y América Latina siem­pre han sido en primer lugar fuertes relaciones humanas. Los años cincuenta del siglo XIX son los años de fundación de las agencias de viajes transoceánicos como la Compagnia Transatlántica per la navigazione a vapore con le Americhe (Génova, 4 octubre 1852) que llevaron a Brasil, argentina, uruguay (además de estados unidos y canadá) a decenas de millones de emigrantes: hoy sus hijos son más de setenta millones. Varios otros millones viven en Colombia, Venezuela, chile, Perú, México, Paraguay, Cuba y costa Rica.

Siguieron a estos migrantes, que dejaron Italia por razones prin­cipalmente económicas, otros italianos que en la primera mitad del siglo XX dejaron el país por diferentes razones: viajeros curiosos que terminaron por establecerse en las diferentes naciones latinoame­ricanas, y que terminaron por ejercer como puentes y mediadores culturales entre las dos orillas del Atlántico; exiliados políticos que en los años treinta huyeron de las leyes raciales fascistas, para encontrar, sobre todo en argentina y uruguay, comunidades que los acogieron y los ampararon en aquellos años difíciles. Después de la segunda Guerra Mundial fueron en cambio los representantes del ex gobierno fascista quienes buscaron en los mismos países un lugar donde escapar de la justicia republicana, y, finalmente será otra vez una migración de tipo económico que ingresará a Venezuela a finales de los cincuenta, cuando el auge de la producción petrolera alentara a muchos italianos, en especial de las regiones centro-meridionales, a buscar fortuna en aquel país.

Formato:  pdf Comprimido:  No Peso:  7.14 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario